La rehabilitación de un edificio en manos de experimentados profesionales

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto : Kinberlan

La rehabilitación de un edificio en manos de experimentados profesionales

La rehabilitación de un edificio no puede quedarse en manos de cualquiera.

Esta labor requiere de un equipo de grandes profesionales, que están experimentados en este menester.
«La pancarta en el andamio es la mejor publicidad y visibilidad de las empresas de rehabilitación, no te fíes de una obra en la que no aparece ningún nombre de empresa.

Poniendo tu nombre en la obra todos saben quién la ha hecho y te cuidarás mucho de ejecutar correctamente la obra para que así otras comunidades puedan conocerte y llamar a tu teléfono para pedirte un presupuesto»

Porque a la hora de hacer reformas en la fachada lo más importante es elegir una empresa con acreditada experiencia en la rehabilitación.

Obras no identificadas
Los expertos del sector, utiliza el término OBNI –Obras No Identificadas– para definir a estas subcontratas que se dedicaban en exclusiva a la construcción de edificios y que como consecuencia de la crisis inmobiliaria se han transformado en ‘rehabilitadores’.

«Y es completamente diferente edificar que rehabilitar»
Cualquier obra de reforma en un edificio de viviendas, más aún si se trata de mejorar la fachada y el
tejado con criterios energéticos, supone un importante desembolso para los propietarios, que tienen que exigir experiencia acreditada de que la empresa ha hecho obras similares correctamente.

Experiencia
Se aconseja que a la hora de contratar una empresa, esta tenga al menos 10 años de experiencia acreditada en rehabilitación y que en los últimos cinco años haya ejecutado al menos veinte obras de edificación de características similares a la obra que presupuesta, y siempre avaladas por sus correspondientes certificados de buena ejecución, de fin de obra y con el acta de recepción de obra positiva .

Actividad: construcción
Otro consejo es que en la escritura de constitución de la empresa debe aparecer clara e inequívocamente que su objeto social es la actividad de construcción, reparación y conservación de edificaciones.

«Aportar la certificación acreditativa de estar inscrita en el registro de empresas acreditadas garantiza que cumple los requisitos de capacidad y calidad de la prevención de riesgos laborales.
Además, sería una empresa más fiable si estuviera inscrita en el registro oficial de contratistas porque, para ello, ha tenido que acreditar su solvencia empresarial y su capacitación profesional.

Red more …/…

Fuente : https://suplemento.elcorreo.com/comunidades-de-propietarios/2021/bizkaia/6/